Siguenos en nuestras redes sociales Twitter: @bombaespana7 -- Instagram: @bomba_espana_7

Encuentran un pastel enlatado de hace 106 años en perfectas condiciones.

Personal de “Antarctic Heritage Trust”, encontraron en la Antártica  un envase con un pastel de frutas de hace 106 años en buenas condiciones.

Antarctic Heritage Trust, “Fundación Patrimonio de la Antártida”, es una fundación creada en 1987, y promueve la toma de conciencia sobre la antártica. Realizan su exploración y dan a conocer la importancia para el mundo. Para ello se apoyan en labores de identificación, preservación, identificación y documentar los lugares históricos de la Antártida, entre otras actividades de preservación.

El pastel de fruta, envasado en su lata original de hierro y estaño, manufacturado por Huntley & Palmers en 1911. El equipo de Antarctic Heritage Trust, comprobó con grata sorpresa que el pastel recién encontrado, tenía una apariencia y un olor delicioso.

Según dieron a conocer esta lata perteneció a la expedición de Scott a Terra Nova en la antártica, expedición inglesa que salió el 15 de julio de 1910, desde Cardiff en Gales, lamentablemente esta expedición de Robert Scott y sus hombres murieron y fueron encontrados posteriormente en la llamada “base de Cabo Adare”. El cabo Adare, es una península y marca el comienzo occidental del mar de Ross. Fue descubierto por James Clark Ross en 1841.  La expedición Southern Cross y la expedición Aurora situaron su campamento base en esta zona. Los miembros del equipo norte de la expedición Terra Nova de Scott estuvieron en el cabo Adare entre 1911-1912 y construyeron un refugio, el que actualmente está en proceso de conservación.

En los registros de los alimentos que Scott llevaba, figura este tipo de pastel.  A pesar de los 106 años de sufrir las inclemencias  del clima, al abrirla comprobaron  que el contenido se mantenía en buen estado, con olor a fresco. La lata fue llevada al laboratorio-Antarctic Heritage Trust, donde procedieron a limpiarle el óxido, sometieron el material a una estabilización química y aplicaron un revestimiento protector de los restos de la lata. También se resguardo y conservó la etiqueta de estaño y algunas reparaciones físicas de la envoltura de papel rasgado.

Según explicaron que este tipo de alimentación aporta alta energía, ideal para las condiciones de una expedición antártica. Y queda demostrado debido a que actualmente este un tipo de pastel que figura entre los alimentos favoritos en los viajes actuales a las zonas heladas.

Ahora se abre una nueva etapa, que incluye labores de conservación de las construcciones de Cabo Adare. Las cabañas datan de la expedición noruega de Carsten Borchgrevink en 1899, las misma que volvió a utilizar la expedición de Scott en 1911.

Los convenios científicos establecen que, una vez realizados los trabajos de conservación, los objetos sean devueltos a su entorno original, lo que ocurrirá después de la restauración de las cabañas.

 

Facebook

Twitter

Unidades en Servicio

En servicio:

Unidad 71 “Fernando Rioja”

Unidad 72 “Enrique Campusano”

Registro Histórico

Diseno Web Chile: MasterBip.cl